Hoy queremos entrar en el mundo de las manijas, unos elementos que nos abren las puertas y nos dejan ver lo que hay en su interior. Y entraremos en este mundo de la mano de Javier López que diseñó la manija LOTUS para OLIVARI, marca de referencia en el mundo de las manijas.

Javier López nació en Madrid, en 1978 y después de estudiar arquitectura interior y diseño industrial, se trasladó a Milán, colaborando con prestigiosos estudios de diseño internacionales. Abrió su propio estudio en 2011 donde trabaja desde la arquitectura hasta el diseño del producto. En ese mismo año comenzó a trabajar con la compañía Agape lanzando su primer producto, un frontal para mueble de baño llamado “Plus”, por el que fue nominado para el Compasso d’Oro ADI en 2014.

Nos encontramos con Javier en la Feria Hábitat de Valencia, presentando la manija LOTUS para la firma OLIVARI qué exhibe todo un muestrario de manijas diseñadas por autores de referencia como Patricia Urquiola o Oscar Tusquets e incluso arquitectos internacionales como Toyo Ito o Jean Nouvel.

Y no es para menos, las manijas son unos elementos que visten los espacios, detalles que nos introducen a ellos y nos hablan de lo que encontraremos dentro de la estancia. Por eso queremos conocer al diseñador y como es el proceso de creación de una manija con esta entrevista a Javier López.

La manija LOTUS, ¿Cómo surge, como afrontaste este reto?

Ha sido un trabajo de búsqueda, búsqueda y búsqueda… antes yo nunca había hecho manijas. El reto fue encontrar un hueco dentro del mercado y dentro del propio stock de OLIVARI, una manija que no hiciera sombra a ninguna de las que ya tienen, pero que a la vez se identificara dentro del mundo como la manija LOTUS de OLIVARI.

OLIVARI-JAVIERLOPEZ_00

Quería diseñar una manija que fuera “el arquetipo”, que tuviese un lenguaje muy universal, con su propia especificidad y una identidad propia. Fue un trabajo bastante complejo porque es un trabajo de proporciones, de medidas al milímetro, de cuidarlo mucho y sobretodo de la dificultad de encontrar una identidad dentro del mundo de las manijas – existen miles y no solamente ahora, sino todas las que se han hecho al largo de los años.

¿Para qué espacio has diseñado la manija LOTUS?

La idea ha sido universalizar el producto, hacerlo apto para la arquitectura de carencia porque como hay tantas, queríamos cubrir cuanto más mejor y por eso se presenta también con diferentes acabados; cromado, cromado opaco, superinox satinado y superantracita satinado.

¿Tú utilizas la manija LOTUS en tu casa?

La verdad que todavía no porque estoy en alquiler, pero cuando compre mi casa la pondré seguro.

¿Cuál otro diseño de OLIVARI destacas que te guste mucho, aunque no sea de tu autoría?

Me gusta mucho la TOTAL de DORDONI, que esta encastada, como proyecto me parece realmente nuevo, muy estudiado.

¿Qué espacio disfrutas más en tu casa?

La verdad que yo vivo en una casa estudio, entonces lo que más disfruto es el estudio, que en realidad viene a ser el salón de la casa, es una casa muy particular. Es una casa antigua, clásica italiana de la primera mitad del s. XX

Que mueble disfrutas más en tu casa, o cual sería el único mueble del cual no prescindirías.

En la casa donde estoy hay una silla que es el primer prototipo y único que hizo HANS WENGER, una silla que no salió a producción y es la única que hay en el mundo. De hecho, la primera vez que visité la casa, ya me llamó la atención y le pregunté al dueño, aunque él no le dio más importancia. Luego, cuando ya estaba instalado, el dueño vino un día y vio un libro que tengo de Hans Wenger en una estantería y me dijo – ahh!! ese es el autor de la silla. La verdad me quede asombrado, es un honor tenerla en casa y disfrutarla cada vez que la veo.

Ahora, nos gustaría saber que influencias tienes, en que te inspiras cuando diseñas tus productos.

Yo casi más que influencias formales tengo más influencias de concepto, es decir hacer objetos muy identificables y aptos para cualquier tipo de público, que no es banalizar sino todo lo contrario, pues el diseño industrial nace de ahí, de satisfacer a cuantos más mejor. Por formación siempre he visto mi trabajo enfocado a la industria, los números, ventas… pero no desde un enfoque del business banal, sino para crear un producto que tenga un valor en sí y dentro del mercado.

También nosotros buscamos este enfoque, en buscar el valor de los diseños, que refleje el trabajo dedicado, y para que el resultado sea un reflejo de toda esta búsqueda y formación.

Gracias por contarnos todo esto Javier, esperamos saber de ti muy pronto. Por nuestra parte, estamos encantados que hayas compartido tu experiencia como diseñador con nosotros y nuestros seguidor@s y que nos hayas abierto las puertas de esta manera.